¿Por qué los gatos acicalan a las personas?

acicalamiento-de-los-gatos-1-850x567-(2)

Uno de los comportamientos más comunes que podrás notar en tu gato es que este se lame constantemente. El acicalamiento de los gatos es uno de sus comportamientos normales. Tanto así, que se considera que dedican un tercio de su tiempo despiertos para hacerlo (teniendo en cuenta que duermen entre 14-18 horas al día).

El acicalamiento de los gatos

Los gatos se lamen para limpiarse y peinarse, «los gatos son animales aseados y el hecho de que se acicalen demuestra que están felices o si lo hacen demasiado muestra que están bajo un estrés», explica la veterinaria y zootecnista, Daniela Cabrera.  Ella explica que siempre hay que ver el comportamiento del gato.

En la vida silvestre, los gatos identifican a sus amigos y familiares cuidándose mutuamente, lo que deja su aroma impregnado en cada felino de la «colonia».

Los gatos se acicalan entre ellos cuando existe un lazo fuerte como es el caso de la mamá gato con sus gatitos o entre hermanitos o entre los miembros de una misma «manada». «Los gatos se acicalan entre ellos para demostrar confianza, afinidad con el otro gatito», comenta Cabrera.

Ahora, ¿por qué tu gato también te lame a ti? La veterinaria explica que algunos gatos «bañan» a sus humanos lamiéndoles la cara, las manos, los pies etcétera. Lo primero en lo que debes pensar es que tal vez  tengas impregnado el olor de algo que tu gato considere delicioso. Por ejemplo, si se te regó el aceite del atún en la ropa, tu gato se acercará.  Sin embargo, el afecto puede también ser un motivo.

«Para los gatos esta es una forma de preocuparse, de demostrar afinidad hacia ti,  que eres parte de su grupo también.  Ya que ellos como son criaturas limpias, te están limpiando como harían con otro miembro de su familia o manada», resalta Daniela Cabrera.

Los afectos y el baño gatuno

Cuando tu gato te acicala quiere decir  está buscando vincularse contigo e intercambiar olores. En otras palabras, te está marcando como parte de su «familia». Por eso, si tu gato te lame los dedos, el pelo o la cara…¡Felicidades! Esto significa que tiene un gran afecto por ti.

Otras razones para que tu gato te acicale incluyen:

  • Que esté marcando territorio: sí, a tu gato le perteneces tú, su caja de arena, el sofá y las piernas de los amigos que se sientan en el sofá.
  • Que hayas estado trabajando con plantas o comida que le gustan. Esto se muestra más cuando solo te lame los dedos.
  • Cuando son gatitos bebés suelen lamerte por imitar lo que hacían cuando amamantaban y su mamá los lamía.

Si tu gato no te lame, ¿quiere decir que pasa de ti? No, debes saber que algunos gatos simplemente no son «lamedores» y prefieren demostrar afecto de otras formas. «Entre las formas están el ronroneo, el que se frote contra ti, el que busque pasar contigo», expresa Cabrera.

El frotarse es otra de las grandes formas de afecto felino, pues están marcándote con su olor, pero usando otras partes de su cuerpo. El gato posee glándulas olfativas en otras áreas del cuerpo como el cuello o la parte inferior de sus patas. Por lo tanto, si te acarician con sus patas o te tocan con la cabeza, están depositando su olor en ti y expresándote su afecto y aceptación.

Eso sí ten cuidado si tienes un gato que quiere lamerte y no te dejas. Eso puede ofenderlo muchísimo y causar que tu gato se enoje y te muerda. Si no te negaste, pero igual te mordió es una señal de que tiene mucha energía y necesita más atención. Nuestra solución es que juegues más a menudo con tu gatito mordelón.

 

Texto: Valentina Portaluppi | Fotos: Shutterstock

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Sígueme en Twitter